Historia

De la Caza de la Perdiz

Los orígenes de la caza de la perdiz se remontan a los tiempos prehistóricos. De origen persa (actual Irán), tenemos referencias de ella desde hace siglos en Ampuriabrava (a 25 kms. de la finca de Mas del Cabo) y se sabe que ya en tiempos de los romanos ya se hacían incluso repoblaciones de perdices rojas en España.

En cuanto a las cacerías de perdiz en modalidad de ojeo, debemos referirnos al Rey Alfonso XIII; fue Alfonso XIII quien involucró a las familias más importantes de la época para que en sus propiedades se cazara de esta forma, dando un impulso a la caza de la perdiz en modalidad de ojeo. En el año 1906 el rey estuvo cazando de esta manera en Windsor, y aquella experiencia fue definitiva.

A partir de los años 20 se produce un gran desarrollo por esta nueva modalidad de caza, que ya había llegado a numerosos rincones de nuestra geografía.

Pasada la Guerra Civil nuestros campos se volvieron a llenar de perdices, la reina indiscutible de nuestro panorama cinegético.

De la Finca y su entorno inmediato

La comarca ya estaba habitada en la prehistoria. Los griegos se instalaron muy cerca de la actual comarca, en Rhode en el siglo VIII aC y en Ampurias a principios del siglo VI aC. Posteriormente el pueblo Íbero fundará una ciudad en la zona en el siglo VI aC, aunque los romanos los colonizaron posteriormente. El Bajo Ampurdán sufrió en los III y V invasiones bárbaras que empobrecieron notablemente la comarca. Tras el paso de los visigodos y los Árabes, pasa a establecerse en el Ampurdán el Reino Franco.

La división administrativa del Imperio Carolingio repartió el territorio catalán en condados. Mientras en el norte de la comarca actual del Alto Ampurdán estaba organizado en torno al entorno del Condado de Ampurias, el resto eran feudos o subfeudos del Obispo de Gerona o de otros barones.

El coto «Mas del Cabo», sito a 15 kilómetros de ese primer asentamiento de Ampurias, es la unión de distintas fincas que introduce en proyecto cinegético en el año 1989. Las explotaciones empiezan desde entonces, realizándose enseguida ojeos desde 1990, además de caza práctica, caza en mano, modalidad San Huberto, y concursos, acudiendo diversas personalidades. Una de las fincas, de propiedad de la familia Poch, es comprada en los años 60, por Pedro Luis Poch Casademunt, descendiente de una familia con orígenes en la zona. Más tarde incorporan parte de la finca de Valldeviá al coto «Mas del Cabo», paralelamente a sus actividades agriculturales y ganaderas, entre ellas la crí­a de caballos Árabes bajo la denominación de «Yeguada Poch Valldeviá». Se dice que etimológicamente Valldeviá, donde está¡ sita la finca participante, significa Valle de Aviano, haciendo referencia al cónsul romano que en ella residía.

A finales de 2016, Luis Poch en representación de las fincas de su familia, pone en común al equipo del Coto de Mas del Cabo y al Castillo de Sant Mori y junto con el cazador Álvaro Garí­, aunando conocimiento, ilusión y experiencia, empiezan a poner en marcha Ampurhunt, seleccionando los mejores proveedores, buscando distinguirse en el mercado por su producto y servicio, sito en un lugar único como es el corazón del Ampurdán.